La recompensa de una buena acción es haberla hecho (Séneca).

esenfrdeitptru

Toma el camino largo a casa

Publicado: Miércoles, 30 Enero 2019 Imprimir

   Al hilo del post anterior (y recurriendo a otro tema del álbum Breakfast in America en el que dice: "¿sientes que tu vida se ha convertido en una catástrofe?... Cuando miras a través de los años y ves lo que podrías haber sido, oh, lo que podrías haber sido si hubieras tenido más tiempo... Tomaste el camino largo a casa"), confieso que a veces hay situaciones en las que temes que no vas a aguantar más, evadiéndote en el pasado o trazando una odisea homérica a tu alrededor.

   Normalmente, las malas rachas comienzan por un revés a partir del cual te parece que todo se desmorona, y, aunque tampoco suele ser así, no puedes evitar esa sensación de fracaso en algo que era razonablemente alcanzable y tan fundamental en tu vida, recreándote en una frustración sin mucha objetividad (el ambiente desfavorable también cuenta), y olvidando otros logros que, sin duda, son igualmente tuyos.

   Otras veces, sencillamente, nos justificamos, echando la culpa a los demás y desempolvando la almohada de nuestra conciencia para dormir tranquilos, aunque, en realidad, nos estemos engañando y haciendo más profundo el problema, pues, como aconsejaba uno, cuando estás en un agujero deja de cavar. Lo peor es que aquí no se es autosuficiente y siempre necesitas que te echen un cabo para amarrar tu ánimo; lo mejor es que siempre descubrirás a alguien que te lo ofrezca. En este sentido, si además tienes la fortuna de creer en Dios, ya tienes un gran aliado.

   El mundo es duro, pero, de cualquier manera, la vida está llena de atajos. La clave está en tomarlos a tiempo para luego no tener que dar rodeos, y tu brújula no es más que tu compromiso.

   En cuanto a la canción, Take the Long Way Home es una maravilla, una música que te transporta a otra dimensión con una historia de trasfondo nostálgico, incluso desapacible, pero esperanzador. Indiscutiblemente, uno de los temas más hermosos del disco y de los mejores de Supertramp, y con la que Roger Hodgson, su autor, inicia habitualmente los conciertos. No lo dudes, cuando quieras soñar, toma el camino largo a casa.