Sin duda, no hay argumento más convincente que el que se da con la propia conducta.

esenfrdeitptru

Invita la casa

Publicado: Miércoles, 15 Enero 2020 Imprimir

   Lo de este hombre se pasa de cuerda, como asume que tiene barra libre (el dinero no es de nadie, que dijo otra socia-lista), tira la casa por la ventana dejando corta la mesa del Consejo de Ministros que encima traslada a los martes. Será porque los viernes son para preparar el fin de semana o, tal vez, porque en ese día lo invistieron.

   El caso es que iba a pasar a otro asunto que no tuviera ya que ver con la política, pero dicen que hay un Rasputín en la corte de La Moncloa que es el auténtico muñidor de los tejemanejes y golpes de efecto de este Desgobierno, el hombre hombre fuerte o el superjefe que, como lo llaman en algunos medios.

   En política esto de los consejeros (ahora asesores) es algo peliagudo, a Don Juan le acarrearon varios patinazos y su enemistad con Franco, pues generalmente son ambiciosos y, en algún momento, terminan dirigiendo el cotarro, por lo que cuando son excluidos por manipuladores crece en ellos un enorme resentimiento hacia quienes antes lisojeaban, tomándolos por desagradecidos. Entonces se dice que las aguas vuelven a su cauce, lo que no quiere decir que la cosa mejore, sino que la lleva quien tiene que hacerlo.

   Los verdaderos líderes nunca se dejan influir ni ponen su suerte ni la de los demás en manos de otros, sencillamente, observan y deciden, pero finalmente suelen acabar solos, pues como todo mortal tambien se equivocan, si bien, lo importante es lo que dejan, no que desaparecen.